¿Cuáles son los modelos de gestión electoral existentes en el mundo? ¿En qué aspectos son similares? ¿Cuáles aspectos los hacen diferentes?

 

 

Existen tres grandes modelos o tipos de órganos electorales:

 

1.- Modelo independiente.- Se aplica en aquellos países donde las elecciones son conducidas por un organismo institucionalmente independiente y autónomo de la rama ejecutiva del gobierno, que cuenta y administra su propio presupuesto. Un OE de modelo independiente no es responsable de rendir cuentas ante un ministerio o departamento.

2.- Modelo gubernamental.- Existe en aquellos países donde las elecciones son organizadas y administradas por la rama ejecutiva del gobierno a través de alguno de sus ministerios o dependencias, como el ministerio del interior, y/o a través de autoridades locales. Estas estructuras electorales operan como parte de la rama ejecutiva y son responsables ante el titular del ministerio correspondiente.

3.- Modelo mixto.- tienen una estructura dual, con un componente encargado de funciones de dirección, vigilancia o supervisión, que es independiente de la rama ejecutiva del gobierno (como en el caso del modelo independiente) y un componente ejecutivo u operativo ubicado dentro de un ministerio o gobierno local (como en el modelo gubernamental). La relación entre los componentes de un OE de modelo mixto no siempre está claramente establecida en la ley y puede que tampoco sea interpretada de manera unívoca por los actores involucrados en las elecciones.

Los tres modelos pueden ser permanentes o temporales y tener un grado variable de centralización o descentralización. Cada estructura comporta ventajas y desventajas que es conveniente evaluar de manera cuidadosa a la luz de las condiciones específicas de cada país.

 

Ahora bien, en cuanto a similitudes y diferencias, tenemos lo siguiente:

 

Similitudes: En cuanto a sus similitudes de los modelos, podemos citar que en los tres un órgano ex profeso responsable de la realización de la encomienda electoral.

Diferencias: Teóricamente, los organismos electorales con modelo independiente tenderían a cumplir de manera más eficiente principios como imparcialidad, equidad y autonomía, puesto que no dependen ni rinden cuentas ante la autoridad electoral.

No obstante, IDEA nos dice que al margen del modelo se utilice, es importante que todos los OE observen principios guía:

  1. a) Independencia en los procesos de toma de decisiones;
  2. b) Una actuación regida por la imparcialidad, integridad, transparencia, eficacia, profesionalismo y vocación de servicio.

Establece que una cultura de independencia, un liderazgo firme y un genuino compromiso de los integrantes del OE con un proceso de toma de decisiones independiente son factores más importantes que una independencia “estructural” de carácter formal.