Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Primera Línea/Fabio Fuentes

 
| 12 de Abril de 2017 | 9:21
 A-
 A+

LOS DIEZMOS

 

La Revolución Francesa inspiró la rebeldía de pueblos oprimidos en Europa y América cuando el 14 de julio de 1789 el pueblo de París asaltó la Fortaleza de la Bastilla, símbolo del absolutismo monárquico y punto estratégico opresor del rey Luis XVI.

 

Tras cuatro horas de combate los insurgentes tomaron la prisión y dieron muerte a su gobernador, el Marqués Bernard de Launay, entonces la Bastilla se convirtió en referente de desprecio al régimen monárquico.

 

La multitud acusó al alcalde parisino, Jacques de Flesselles, de traición y fue muerto de un balazo a la cabeza, misma que le fue cercenada para ser exhibida enclavada en una pica.

 

Uno de los principales detonantes de la revuelta social fue la obligatoriedad del diezmo para la clase campesina sobre las ganancias de cosechas.

 

Dentro de la organización social francesa de aquella época la presión exaltaba en el abuso de la nobleza que poseía 30 por ciento de las tierras y estaba exenta del pago de impuestos además de ocupar todos los cargos públicos.

 

En la tercera clase social del país galo radicaba el 98% de la población sometida al pago de tributos aunque en este segmento también había burgueses banqueros concesionarios del Estado, artesanos y burócratas menores al asecho de la gente campesina o comerciantes menores.

 

Finalmente estaban los siervos quienes debían trabajo y obediencia a sus señores. El Tercer Estado carecía de poder o decisión política, pero pagaba todos los impuestos, hacía los peores trabajos sin  ningún derecho.

*********

 

El cerrado círculo del poder en Morelos reparte a discreción las concesiones para contratos de obra o proveedores y solo es posible acceder a este minúsculo grupo a través del sometimiento (afiliación) al partido en el poder.

 

El PRD local comandado por Rodrigo Gayosso, hijastro del gobernador Graco Ramírez, ha dictado las reglas del juego: afiliarse y de lograr un puesto de medio rango a secretario el tributo es del 10 por ciento, de acuerdo a distintos testimonios obtenidos.

 

En este ordenamiento van diputados, regidores, presidentes municipales, secretarios, directores y subdirectores. Sin mas, es la consigna o quien la rechace estará fuera del clan.

 

Este sistema ahonda la corrupción política que sobre la misma corriente profundiza la descomposición del tejido social con más pobreza, desabasto y parálisis económica.

 

Baste darse una vuelta sobre cualquier cabecera municipal para descubrir una entidad del mayor deterioro urbano en toda la república. Las arcas están vacías o al menos eso pretenden hacer creer políticos como el presidente municipal de Cuautla, Raúl Tadeo Nava, quien en su desesperación de hacer “guardaditos” para planes futuros no escatima en enviar circulares de advertencia a la cancelación de la nómina.

 

El “año de hidalgo” ya arrancó en Morelos y desde el PRD local son presionados todos los funcionarios a afiliarse, trabajar sobre la causa monárquica y aportar a la bolsa millonaria.

 

Este corporativismo político penetró en el Congreso y el Tribunal Superior de Justicia para someter a los designios de la casta reinante las más absurdas e inverosímiles reformas constitucionales en el desesperado intento de extender el reinado actual.

 

Sin embargo, la voracidad los lleva a cometer el error de abrir cientos de puertas que conducen directo al mismo camino: el infierno. Esto no es utopía, caminan entre demonios y también se muerden entre sí.

 

****

Renunció a la secretaría del Trabajo la maestra Gabriela Gómez Orihuela. El boquete que dejará al gobierno de Graco será tan grande como decir era lo único rescatable de la quema en esta administración.

 

Su lugar será ocupado por el diputado de Nueva Alianza, Francisco Santillán y más de unas cuantas decenas de actores sensatos pelaron ojos al conocer esta designación.

 

Viene la reforma laboral y el sector se pregunta desde ahora ¿cuánto conoce del tema Santillán?

 

Una más, ahora como empleado de Graco y Gayosso ¿continuará el conocido “Paco” el intento de revertir la reforma político –electoral en el apartado donde eleva de tres al cinco por ciento el promedio de votos para que un partido pueda acceder al congreso local?

 

El próximo secretario del Trabajo habló de recurrir a la acción de inconstitucionalidad porque esta medida afecta a su partido Nueva Alianza.

 

¿Se mantendrá o cambiará el discurso cuando asuma su nuevo escritorio?  La pregunta se responde a sí misma.