CUERNAVACA, Mor., 05 de diciembre del 2018.- Dos ex trabajadores del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Morelos, denunciaron haber sido hostigados y despidos de manera injustificada por la titular del Poder Judicial, María del Carmen Verónica Cuevas López, luego de manifestar que en los últimos meses han prescindido a más de 20 empleados.

De acuerdo con Jazmín Solórzano Ulloa quien laboraba desde hace ocho años como notificadora en la Salas Orales de los Juzgados de Primera Instancia y Juicios Orales del Primer Distrito Judicial, fue despedida el pasado 27 de noviembre por la vía de un oficio por parte de una actuaria mixta, a pesar de que fueron catalogados como trabajadores de confianza.

Explicó que según a versiones dentro del Poder Judicial, los despidos injustificados de los más de 20 trabajadores ha sido porque al parecer la titular del TSJ, Carmen Cuevas quiere ocupar esos espacios vacantes para cometer actos de nepotismo y corrupción al nombrar amigos y familiares.

“En algún momento, la presidenta, Carmen Cuevas nos dijo que ella quería mayor prontitud y celeridad con menos de mano de obra, no sé si ella quiere ahorrarse los salarios, ocupar las vacantes con la gente de confianza o que no lo sé desconozco (…) Si hemos recibido varios hostigamientos desde el 2017, empezaron a llegar visitas extraordinarias donde diariamente llegaban a vigilarnos de manera sorpresiva y querían que nosotros verificáramos en 24 horas, cuando no tenemos los insumos para trasladarnos a notificar”, reveló.

Por ello, solicitó la intervención del Gobernador, Cuauhtémoc Blanco Bravo para que sean escuchados a través de la titular del Poder Judicial, Carmen Cuevas López y puedan otorgar mayor información sobre su despido, ya que hasta el momento no ha sido aclarado.

Por su parte, Alfonso Reyes quien cuenta con más de 24 años de servicio contaba con el nombramiento como secretario de acuerdos del Poder Judicial, situación que fue despedido injustificadamente al momento de que fuera notificado como trabajador de confianza.

“Desde que llegó la titular del TSJ, Carmen Cuevas hemos sido hostigados con visitas momentáneas y nos realizaba visitas diarias y en los juzgados foráneos solo buscaban supuestas anomalías, mi nombramiento como secretario de acuerdos tendrá como ocho años y hace unos días me llegó un oficio que estaba despedido, después de 23 a 24 años de servicio”, dijo.