JOJUTLA, Mor., 05 de diciembre de  2018.- Este martes iniciaron formalmente y sin presión social, los trabajos de demolición y construcción de lo que será la nueva sede religiosa en Jojutla que antes fue el Santuario en Honor al señor de Tula y que por haberse dañado en el sismo, tendrá que tirarse y hacerse un nuevo espacio religioso, que hoy será de corte modernista.


Se trata de una obra donada a la Iglesia Católica y para la comunidad de Jojutla por parte de Fundación Hogares quien donó 200 millones de pesos a este municipio para realizar ocho obras urbanas, tras la devastación del sismo, sin embargo, la población ha tenido grupos de oposición a sus proyectos, señalando que no han sido socializados, que no consideran la opinión de la comunidad y que aunque sea regalado, no tienen por qué realizar obras sin identidad y demoler las que tienen historia.

Otras voces y actores que han estado involucrados en estos proyectos, agradecen a la Fundación su apoyo e intervención, y se manifiestan a favor de las diversas obras que realiza este organismo del INFONAVIT que también trae consigo un proyecto para hacer 16 viviendas a familias de la colonia Juárez que no han podido reconstruir sus viviendas.


Lo de la Iglesia Modernista, fue algo que se aprobó este martes por la comunidad católica y sociedad que participó en una reunión con autoridades eclesiásticas de la Diócesis de Cuernavaca y municipales del ayuntamiento de Jojutla.

La obra será entrega el próximo año (aproximadamente entre septiembre y octubre) y estará completando parte de lo que será la nueva imagen de la Alameda de Jojujtla, que también está siendo intervenida y está frente a lo que será esta nueva iglesia del Santuario del señor de Tula.

El demás complejo arquitectónico histórico, cultural, religioso de San Miguel Arcángel, será intervenido por especialistas para su restauración y ese podría durar 3 años en ser reparado.