CUERNAVACA, Mor., 6 de diciembre 2018.- En el marco del quinto aniversario del grupo Sonemos, se presentó en el Centro Cultural Teopanzolco el concierto raíces para Cre-Ser y Alas para Volar, con la participación en el escenario de 250 niños y jóvenes de entre 7 y 17 años, bajo la dirección de Arturo Márquez.

Margarita González Saravia, secretaria de Turismo y Cultura en Morelos, explicó que este proyecto socio-formativo con base en la música se ha ido construyendo mediante la articulación de comunidades que concurren en la educación musical de los menores que integran la Orquesta, la Banda y el Coro.

“Dar espacio y realce a la expresión cultural permite fortalecer la integración social y mejorar las condiciones en que se desarrollan comunitariamente los niños y jóvenes en Morelos”, enfatizó.

González Saravia precisó que esta presentación es un sistema musical constituido por una Orquesta Sinfónica, por la Banda Comunitaria Armonía Tepozteca, la Orquesta Comunitaria de Cuernavaca y por el Coro Comunitario en Movimiento Sonemos, a cargo del compositor mexicano Arturo Márquez quien, entre los numerosos reconocimientos posee el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2009.

Al evento asistió Natalia Toledo Paz, subsecretaria de Diversidad Cultural del gobierno federal; quien destacó la importancia de fomentar en los niños y jóvenes el gusto por la música, ya que por medio de ella se logra fortalecer la identidad socio cultural del individuo.

Asimismo, acudió Eduardo García Barrios, coordinador del Sistema Nacional de Fomento Musical y Laura Calderón de la Barca, coordinadora del Sistema Sonemos.

Las niñas, niños y jóvenes músicos son originarios tanto de Cuernavaca, como de otros municipios del estado, así como del Estado de México y Guerrero.