CUERNAVACA, Mor., 2 de mayo de 2021.- El obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, hizo un llamado a continuar con el cerco sanitario y aplicarse la vacuna de prevención al Covid-19.

Al momento, más de 20 sacerdotes han sido contagiados del virus, y pidió que esta comunidad sea considerada en la aplicación de la dosis.

«No debemos bajar la guardia y estar siempre cautos sobre una enfermedad que aún sigue latente, que provoca la muerte de nuestros seres queridos y tristeza en nuestros hogares”, citó en su homilía dominical.

Ahora la vacuna es una esperanza de vida, de sobrevivencia y por ello debemos estar atentos a que nos sea aplicada y evitar los tumultos, continuar con todas las disposiciones sanitarias, agregó.

Además, solicitó al gobierno federal considerar a los párrocos en la puesta de la dosis de prevención al Covid-19, porque suelen dar el apoyo moral hacia las familias contagiadas o que perdieron un integrante.