CUERNAVACA, Mor., 10 de julio de 2019.- Tras las amenazas a legisladores en mantas de la delincuencia organizada, el secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas negó que se vaya a reforzar la seguridad de los congresistas.

El encargado de la política interna en la entidad señaló que en todos los casos se investigan a las personas que se mencionan en los mensajes.

No obstante, aclaró que no se tienen indicios de que el diputado que se menciona en una manta tenga vinculación alguna a un grupo delictivo.

“No tenemos conocimiento en instancias locales, que exista alguna vinculación de estos servidores públicos con algún grupo delictivo, (…) no están en riesgo y no se reforzará su seguridad”.

Sin embargo, invitó a los congresistas que hayan recibido amenazas a que acudan a la Fiscalía General del Estado para evaluar el riesgo y ofrecerles seguridad personal.