TLAQUILTENANGO, Mor., 10 de julio 2019.- El ayuntamiento de Tlaquiltenango pretende instalar una planta tratadora de residuos sólidos, sin embargo, hasta el momento no se ha encontrado un proyecto viable, y tampoco se cuentan con los recursos suficientes para comenzar a trabajarlo, así lo manifestó el presidente municipal, Jorge Maldonado Ortiz.   

“Hemos pensado  en algún proyecto con una tratadora de residuos sólidos, hemos tenido acercamiento con empresarios, pero no hemos podido afianzar un buen proyecto para que se lleve a cabo, también por la falta de recursos” precisó el alcalde. 

Dijo que mientras tanto, continúan utilizando el basurero a cielo abierto que hay en la comunidad de Las Carpas, que se ha venido trabajando como un relleno sanitario para evitar contaminar más o que sea motivo de que se prenda por las altas  temperaturas que se presentan en el estado y con mayor alcance y grados en Tlaquiltenango, de acuerdo a información que ha dado a conocer el gobierno del estado. 

Este proyecto lo estarán gestionando a nivel federal o con empresarios que garanticen que sea viable una planta tratadora de residuos sólidos, y que no implique un gasto para el municipio, ya que justamente el actual problema, es “la falta de recursos a nivel federal para proyectos y por ello,  están parados muchos proyectos”. 

El lugar donde podría instalarse dicha planta tratadora es en la comunidad de Los Dormidos, una de las más alejadas del municipio más grande del estado y donde en una ocasión un grupo de cinco personas, obstaculizaron al entonces presidente José  Antonio Brito (2006-2009), realizar ahí el proyecto de un relleno sanitario.

Tlaquiltenango genera de 10 a 15 toneladas de basura máximo al día, y un proyecto como una planta requiere que sean 700 toneladas diarias las que se destinen para convertir esos desechos en gas o fertilizante, detalló Jorge Maldonado.