CUERNAVACA, Mor., 16 de julio 2018.- Con el objetivo de fomentar la cultura de la prevención en menores, el director de Protección Civil de Cuernavaca, Enrique Clement Gallardo, puso en marcha el curso de verano a niños, asimismo destacó que en vacaciones lo que más se atiende conatos de incendios y picaduras de abeja.

Entrevistado previo a la realización de dicho curso, el funcionario del municipio manifestó que la idea es que los menores, desde pequeños tengan la idea de los elementos que forman un área de riesgo, “se les enseña desde prevenir incendios, ver las condiciones de las instalaciones eléctricas, el detectar el olor a gas y fugas menores, que conozcan los riesgos en los hogares, y prepararlos de avisar actuar en cualquier situación de riesgo”.

Manifestó que, en dicho curso, -de 15 días de duración y con supo para cien menores-, se ve el tema que tiene que ver con los primeros auxilios, combate de incendios, rapel, y otras actividades relacionados a la protección civil en la ciudad.

En ese sentido, sobre los incidentes que como cuerpo de bomberos atienden, el funcionario del municipio son lo relacionado a los conatos de incendios en los hogares y picaduras de abeja, “es lo que más llamadas recibimos de auxilio”.