CUERNAVACA, Mor., 9 de enero 2019.- En pleno del Congreso del Estado, con ausencia de presidente de la mesa directiva y cuatro diputados que le respaldan, el G-15 autorizó el Presupuesto 2019, por 25 mil millones de pesos pero con diversos candados, según dijeron para garantizar su correcta aplicación.

Primero sesionó la Comisión de Hacienda y dio luz verde al dictamen, con diversos ajustes mediante los cuales se da mayores recursos a Educación, Salud, Seguridad Pública, pero también se rechazó el reemplacamiento y concesionamiento de recolección de basura, estos dos últimos aspectos considerados como   prioritarios por el gobierno de Cuauhtémoc Blanco.

La votación en el pleno del G-15 fue rápida y ya sin discusión. Los diputados consideraron que con esto se define un gasto público a favor de Morelos y no un traje a la medida como pretendía el Ejecutivo.

La sesión se desarrolló hasta la madrugada de este miércoles aunque ahora está latente la versión de que el Ejecutivo ejercerá su derecho de veto a este decreto legislativo.

Diputados consultados respecto a esta posibilidad aseguraron que legalmente el derecho de veto no aplica para el paquete económico sino solo para leyes de reforma constitucional. 

Las secretarías a las que se les redujo drásticamente el presupuesto respecto de lo solicitado fueron la Jefatura de Oficina de la Gubernatura (José Manuel Sanz) que le pedía más de 200 millones de pesos y le dejaron 33 millones. A la secretaria de Administración, (Mirna Zavala) le asignaron solo 81 millones de pesos y a la Secretaría de Hacienda también le redujeron más del 60 por ciento de lo solicitado.