*Profesora de la Escuela de Humanidades y Educación, Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.

En la medida que se acerca la disponibilidad de la vacuna del Covid, las organizaciones se preparan para el regreso a nuevas condiciones laborales, las cuales prevén cambios significativos entre los que se destacan los siguientes:
En primera instancia, la opción de home office llegó para quedarse, y para el caso mexicano creció de un 39% a un 68%, lo cual ha demandado una transformación inédita en términos de digitalización de información y de procesos para posibilitar el cambio. Cabe señalar que, según reportes de OCC Mundial, el 38% de los mexicanos no tiene un espacio definido para hacer home office. Igualmente, estudios establecen que en el caso de México el 69% de los ciudadanos elegiría un esquema de trabajo híbrido. Esta cifra se incrementará con la vinculación de nuevas generaciones a la vida laboral.
Por otro lado, tanto la educación como la formación online, movilizó a escuelas de educación básica como universidades a ofrecer modelos a distancia, los cuales fueron rediseñados en muy corto tiempo. Es importante señalar que según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los resultados son poco favorables, debido a causas estructurales y tecnológicas como el ancho de banda del país, (que es de 38.2 megabyte) la falta de acceso a internet y los altos costos del servicio. Igualmente, la carencia de equipo de cómputo adecuado en casa que para el país es de tan solo un 44.3%, siendo el caso más bajo entre los países estudiados.
Finalmente, se espera la presencia de lo que se conoce como la tercera ola, la cual plantea grandes cambios en situaciones relacionadas con los efectos en la salud mental de todos quienes han estado expuestos a cambios forzados de trabajo remoto, doble presencialidad y pérdida de vidas de familiares y amigos. Estudios realizados, establecen que en México, un 18% de la población urbana en edad productiva presenta algún trastorno mental y se estima que más de 1 millón de personas viven con esquizofrenia, trece millones de personas son adictas al alcohol, 13 millones son fumadores y hay más de 400 mil adictos a psicotrópicos.
De esta manera, estamos siendo testigos de grandes transformaciones las cuales llegaron para quedarse en diversos ámbitos, alejándonos del entorno laboral que conocimos en algún momento de nuestras vidas.