CUERNAVACA, Mor., 4 de diciembre de 2018.- A cinco horas de decretado un receso en la sesión ordinaria de este día, hasta el momento la Junta Política y de Gobierno (JPyG) no ha logrado reunirse para sesionar respecto a la petición que está tarde presentó el gobernador Cuauhtémoc Blanco, en la que solicita la remoción del fiscal General, Uriel Carmona Gandara y de Anticorrupción, Juan Salazar Núñez.

Cerca de las 6 de la tarde se convocó a reunión de junta política; sin embargo no se logró el concenso y hasta el momento no se ha logrado abordar el asunto.

Entrevistada después de aprobado el receso, la diputada Tania Valentina Rodríguez Ruiz, dijo que el hecho de que ambos funcionarios no cuenten con los exámenes de control y confianza, sí es razón para su destitución, al ser un requisito fundamental para ejercer estos cargos.

Visiblemente molesta, la diputada Tania Valentina dijo desconocer el sentido de la solicitud enviada por el Ejecutivo; inclusive dijo no ser adivina tras ser cuestionada respecto a la posibilidad de que la sesión fuera reanudada durante la noche de este mismo martes.