• Las diputadas deben recordar que es nuestro deber histórico votar por los derechos de las mujeres y evitar a toda costa la simulación de la que estamos siendo testigos.
• Es prioridad que el Anexo 13 esté bien orientado y distribuido y que sea dentro del mismo donde se reconfiguren los recursos públicos que verdaderamente genere un avance positivo por los derechos de las mujeres.

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de noviembre de 2021.- Durante la discusión en lo particular del Presupuesto de Egresos de la Federación 2022, la diputada de la Bancada Naranja, Jessica Ortega de la Cruz presentó 9 reservas que proponían modificar el artículo 21, adicionar dos artículos transitorios y modificar el anexo 13 en materia de igualdad para aumentar el presupuesto para las mujeres, el cual, señaló ha sido de por sí históricamente limitado y en el que este presupuesto es una nueva simulación.

En su turno, Jessica Ortega señaló que “es una burla y un atropello presupuestar programas genéricos a modo en lugar de combatir las brechas, es infame, una ofensa que sólo puede venir de la estructura patriarcal que muchos y muchas sostienen” señaló, que muchas de las diputadas que se asumen feministas, están avalando un acto incongruente e inmoral. “Que se escuche claro y fuerte, ningún ideal partidista vale la pena para renunciar a los ideales de igualdad por los que tanto hemos luchado”.

Por otra parte, mencionó que en la Bancada Naranja, en todo momento buscaron el apoyo de los demás grupos parlamentarios, para que fueran aprobadas, ya que es prioridad que los más de 233 mil millones de pesos del Anexo 13 esté bien orientados a todo lo que verdaderamente genere un avance positivo por los derechos de las mujeres. “Esa es la naturaleza de este anexo, que tristemente es la única herramienta dentro del presupuesto que tenemos para luchar contra las desigualdades y que es indigno que hoy se pretenda hacer de él una simulación”.

Finalmente Ortega de la Cruz señaló que si no se escucha y no se atienden las demandas de las mujeres, de poco sirven los discursos y los esfuerzos institucionales. “Diputadas, seamos desertoras del patriarcado y votemos a favor de los derechos de las mujeres. Será nuestra deuda o nuestra contribución, que cada una y cada uno decida de qué lado de la historia quiere estar”.