CUAUTLA, Mor., 9 de enero del 2019.- Son casi 40 mil familias las que viven de la recolección de basura en la entidad morelense que mantendrán su fuente de ingresos con el rechazo del Congreso del Estado a la concesión del manejo de residuos sólidos por 30 años como propuso el ejecutivo en el Paquete Económico.


Esther Vidal Huerta, representante de la asociación de recolectores y pepenadores de residuos sólidos en el estado de Morelos consideró que la postura de los legisladores fue favorable en este sentido al descartar la privatización a una empresa que no fue revelada.


“Nos sentimos agradecidos porque son miles de familias que se quedarían sin trabajo y que era una gran preocupación por parte de nosotros pero finalmente fue rechazada la concesión del manejo de la basura a una empresa por los próximos 30 años”, comentó en entrevista.


Se trata de uno de los aspectos incluidos en el paquete económico que generó controversia entre los legisladores al ser una facultad que se asignaría a la Secretaría de Desarrollo Sustentable para concesionar a personas físicas, morales o sus filiales en el manejo de los residuos sólidos.


Agregó que a nivel municipal aún no se tiene acercamiento con las nuevas administraciones para conocer la forma de trabajo en la región oriente, en tanto, en el caso de Jiutepec, los recolectores independientes apoyan al municipio con el servicio.