Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Opinión/Jorge Meade

 
| 12 de Febrero de 2018 | 7:59
 A-
 A+
El círculo vicioso anticipado
Por: Jorge Meade Ocaranza                  @Jorge_Meade
Como puede verse el panorama para los próximos meses resulta complejo a causa del discurso y posturas de AMLO y Anaya, durante las precampañas que realizaron los precandidatos de los diferentes partidos creció a niveles inéditos su retórica y señalamientos para descalificar al PRI y su abanderado, han utilizado todas sus reservas que hubieran podido tener, en fuego cruzado contra José Antonio Meade para generar diversas versiones directas e indirectas, con rumores y supuestos de cómo va su campaña, sin hablar o mencionar de cómo se encuentra la de cada uno de ellos.
Para la gran mayoría de los ciudadanos a quedado claro la estrategia, derivado de tan solo contabilizar el número de impactos cotidianos, casi obligados, de cómo es confrontada la campaña del candidato del PRI, PVEM y PANAL por sus opositores. Le han dedicado mucho de su tiempo de radio y televisión, para tratar de generarle una imagen de debilidad y desgastarlo.
Por el contrario el diseño de campaña, estrategia y discurso de José antonio Meade es el de construir el diálogo y presentar propuestas que hagan posible la transformación de México para convertirlo en una potencia mundial.
Lo que sí parece una constante que hay que destacar es la inestabilidad, contradicción y confusión que se genera por las confrontaciones que los adversarios de Meade realizan de manera sistemática, pasando al reconocimiento de su honestidad, inteligencia, reconociendo su fortaleza, conocimientos y experiencia en los asuntos públicos.
Por otra parte Anaya y AMLO tendrían que revisarse si cuentan con la suficiente solvencia moral para continuar tratando de desgastar la figura de José Antonio Meade,  lo que es claro es que la capacidad de liderazgo, conocimiento, honestidad, experiencia, entre otros atributos, ha superado las pruebas que le han señalado sus adversarios y muy contrario a lo que desearan sigue avanzando en su agenda con propuestas y objetivos con todo un catálogo de programas de políticas públicas y acciones encaminadas a la construcción de un país moderno y fuerte, la estrategia elegida por Meade se despliega en forma permanente y va consolidando su imagen, sumado a que más mexicanos lo conocen mejor cada día, donde él ha puesto en el centro del debate democrático su convocatoria para confrontar propuestas, proyectos e ideas de cómo es posible que México siga avanzando.
José Antonio Meade a lo largo de su extensa carrera en la administración pública se ha mantenido como un funcionario que se conduce con proyectos en el campo de lo posible, mostrando su aspiración para hacer lo que el país requiere durante los próximos años con planteamientos definitorios de lo que hay que realizar, insistiendo por ello que debe seguirse convocando a debates constructivos y seguir presentando propuestas serias, responsables, que generen certidumbre en esta nueva etapa de la vida política y social de México.
En el futuro inmediato todo hace suponer que José Antonio seguirá siendo objeto de ataque entre dos flancos, que se organizan para contrarrestar su avance y la inmediata aceptación por parte de la ciudadanía de sus propuestas.