Aldea Nicà, Guatemala a 13 de marzo de 2019.- En medio del llanto, dolor y tristeza la tarde del martes fueron sepultados los restos de cinco migrantes que fallecieron cuando el camión en el que viajaban a Estados Unidos cayó a un barranco el pasado jueves, en una carretera cercana a la capital de Chiapaneca. 

Los cuerpos de Félix Cash López y Delfino Cash Pérez fueron los primeros que salieron rumbo al cementerio de este poblado indígena Mamá, ubicado a unos 25 kilómetros de la frontera El Carmen-Talismàn, que divide a Guatemala con México. 

A las 14:30 horas, Catarino Cash Gómez y Loreni Magnolia Marroquín López, padres del joven fallecido, así como sus hermanas Celina Araceli y Loreni Magnolia se despidieron del cuerpo de su hermano en medio del llanto y la tristeza. 

Félix y Delfino eran primos y habitaban en viviendas cercanas, por ello, los familiares decidieron que juntos salieran los cuerpos al cementerio.

Más en Quadratín Chiapas