Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

En la línea/Félix Fuentes

Redacción/Quadratín
 
| 17 de Mayo de 2017 | 8:45
 A-
 A+

Reporteros sin Fronteras informa.-mayo 7 de 2017

Reporteros sin  Fronteras es un organismo que registra  momentos críticos de la libertad  de expresión en 180 naciones y coloca  a México entre los más inseguros, justo en el número cinco.

Debido al  número de homicidios en agravio de periodistas, 128 del año 2000 a la fecha, el temor en el gremio va en aumento.

Dicha organización indica que en una década fueron  asesinadas más de 80 personas relacionadas con los medios de México y de otras 17 nada se sabe.

Por los registros de la Fiscalía para la Atención de  Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión  han sido formuladas 798 denuncias de julio de 2010 al 31 de diciembre de 2016.

La misma fiscalía hace ver que 79% de los periodistas agraviados cubrían información relacionadas con el crimen organizado.

Es lógico que tal suceda porque, del año 2006 a la fecha, luego de que el panista Felipe Calderón declaró la guerra al hampa, el número de cárteles se quintuplicó.

Cuando comenzó esa guerra no había más de  seis organismos  de la delincuencia organizada y  hoy pasan de 40, de diferentes tamaños.

Se ha comprobado que dueños de publicaciones de escasa circulación o reporteros de nota roja dispuestos a recibir dádivas, se obligan o son obligados a “informar” lo cuanto las  mafias exigen.

Algunos llegan a acumular  información “privilegiada” y se convierten en peligro para los mismos cárteles. Eso sucedió a una reportera de radio en Tamaulipas. Le dieron franco acceso  y  fue ultimada por  saber tanto.

Ha tenido informes  dicha fiscalía del deceso de algunos periodistas que revelaron  fraudes o actos de corrupción en algunos estados de la república, y por ello fueron ultimados. Pero éstos son los menos.

México figura en el ámbito mundial como país de alta corrupción y escasos castigos a responsables. Numerosos periodistas están en peligro  por investigar a narcos y corruptos de áreas oficiales.

El periodismo  ha sido  profesión peligrosa, pero en estos días es de  peores riesgos a causa de las drogas y la corrupción.

Y como  las “malas mañas proliferan”, y el presidente Donald Trump detesta a los periodistas, se espera que los políticos de acá,  como  líderes  de partidos, gobernadores, alcaldes, secretarios y legisladores, no  imiten al presidente racista.