CIUDAD DE MÉXICO, 14 de abril de 2019.- Ante la situación de violencia e inseguridad que vive México, la Arquidiócesis argumentó que “no nos podemos escudar en echar las culpas a las administraciones pasadas porque eso sería “escurrir el bulto” del problema”.

En su editorial dominical titulada Queremos seguridad, la Iglesia católica advirtió que detrás de cada acto de violencia existe una historia que lo originó, y que no se está atendiendo de manera correcta.

“Las historias de violencia e inseguridad acechan a la Ciudad de México y al país, y son reflejo de problemáticas que no se han terminado de resolver: falta de educación, carencia de buenos empleos y oportunidades, pobreza, corrupción e impunidad, entre otros”.

Más en Quadratín México