CUAUTLA, Mor., 14 de junio del 2019.- Las autoridades han sido omisas en fomentar la cultura vial e instruir a los choferes del servicio público a saber responder cuando en carretera se enfrentan a un vehículo en emergencia.

Así lo declaró Ramón Huerta Jiménez, delegado en Morelos de la Alianza Mexicana de Organizaciones del Transporte Asociación Civil (AMOTAC) al señalar que los particulares y del servicio colectivo desconocen las señalizaciones de transportistas foráneos cuando se encuentran en alerta en carretera.

El fatal accidente provocado por un vehículo de carga en Cuautla que ha cobrado la vida de nueve personas confirmadas al momento ha generado polémica sobre las responsabilidades del conductor quien fue puesto a disposición del ministerio público y será acusado de homicidio culposo, daños y lesiones; confirmó el fiscal regional oriente Alejandro Chávez Carmona.

Y es que, a través de las redes sociales se ha difundido el trayecto del vehículo por imágenes captadas por cámaras de seguridad que arman la historia de lo ocurrido que también cuestiona la capacidad de respuesta necesaria de los automovilistas para saber responder a la crisis.

“Las autoridades no se han preocupado por fomentar la cultura vial  en carretera, los automovilistas desconocen señalizaciones que permitan actuar ante una emergencia. Son máquinas potentes que pocos respetan o miden el peligro” observó.

Indicó que el 80 por ciento de los accidentes son provocados por conductores inexpertos, falta de pericia que también involucra a los particulares y choferes de colectivos para tomar medidas preventivas.

Luces encendidas, posición de ataque, alertas, son algunos de los mensajes en carretera que los conductores deben saber interpretar. Aunado a ello, observó que los conductores de colectivos normalizan el uso del teléfono celular mientras ofrecen servicio a pesar de ser el distractor más importante en la causa de accidentes por lo que urgió en que la Secretaría de Movilidad y Transportes (SMyT) asuma su responsabilidad con capacitación a conductores para transitar en este tipo de tramos carreteros.

La carretera México-Cuautla tiene una importante inclinación desde su entrada a Morelos hasta Cuautla donde se conecta con una de los tramos principales no sólo para la ciudad sino de comunicación para municipios aledaños por lo que expuso, es necesario que las unidades del servicio público en estas rutas tengan conciencia de riesgos y dejen distractores y regulen su forma de estacionamiento.

Hizo un llamado atender la cultura del transporte pues un vehículo como el que impactó a otras unidades el pasado miércoles se vuelve imparable al entrar a Morelos cuando el rango de velocidad es de 70 kilómetros por hora y al llegar a Cuautla, 50 aproximadamente.