TLAQUILTENANGO, Mor., 12 de agosto de 2019.- Las condiciones del rastro municipal de Tlaquiltenango son regulares y las autoridades municipales no han querido invertir porque es mucho el dinero que cuesta, así lo consideró Joaquín Flores Calderón locatario del mercado municipal de Tlaquiltenango, Francisco Alarcón.
“Las condiciones (del rastro) dentro de lo que cabe son de regular hacia abajo, no hay condiciones óptimas, pero necesitamos de un rastro, e incluso hemos tenido que apoyar para que funcione, pero nunca se ha tenido el apoyo al 100 por ciento del ayuntamiento porque se necesita una gran inversión, y los municipios no le invierten, ni aquí ni en otros lugares” precisó el locatario vendedor de carne de puerco.
Precisó que en el rastro sólo hay matanza de cerdos y no de reses “solo se matan las reses que están malas con tuberculosis; … y algunos vendedores de carne de res la compran a introductores que vienen a venderles; los de carne de puerco, o van al rastro u otros la compramos en Galeana, Zacatepec, en un lugar que traen la carne de Jalisco”, apuntó Joaquín Flores.

Por su parte, el coordinador de Servicios Públicos Municipales del ayuntamiento Tlahuica, Ángel Flores Trujillo aseguró que el rastro “ha avanzado en un 80 por ciento, le arreglamos el baño como nos pidió la COFEPRIS: con taza, tinaco y lavabo; enseguida se le pondrá la pintura blanca con logotipo del ayuntamiento en todo el inmueble; vamos a arreglar uno de los dos lugares que hay para poner los rieles y poner al animal para ser bajado a la camioneta; la parte del rastro viejo que está ahí mismo, se le va a poner ganchos nada más y a tener limpio”.
El funcionario local dijo que aunque el rastro no cumple al 100 por ciento y podría ser suspendido en su actividad, la COFEPRIS, “vino y lo revisó y no nos suspendió porque está viniendo a dar sus vueltas en caso de ver alguna anomalía nos dice, y nos avocamos a arreglarla de manera inmediata (sic)” y eso ha ayudado a que la matanza de puercos en este lugar continúe.