CUAUTLA, Mor., 4 de diciembre del 2018.- Finalmente se concretó la toma de las instalaciones del ingenio Beta San Miguel central Casasano por la organización “Flor de Caña” al recibir una negativa más al diálogo por parte de la gerencia para ser reconocidos y entregar la caña de casi 600 productores.

El presidente de la organización, Almaquio Silvestre Sámano Ríos señaló que por instrucciones de la asamblea de productores, se tomó la determinación de impedir el acceso a personal y vehículos de carga en protesta a la omisión de la administración en atender la demanda de integrarlos al comité de Producción y Calidad Cañera para la zafra 2018-2019.

Una vez agotados los recursos formales para obtener diálogo y encontrar acuerdos, los cañeros se manifestaron con vehículos y mensajes de protesta con lo que buscan que sea reconocida como organización independiente, fuera de las organizaciones como la Confederación Nacional Campesina (CNC) y Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR).

“Con el registro de Flor de Caña como organización independiente hemos hecho un boquete a los cacicazgos que por años han existido”, se pronunció Sámano Ríos momentos antes de acudir a las instalaciones del ingenio.

Son aproximadamente 600 campesinos afiliados a esta organización por lo que serían toneladas de producción que está en riesgo si no son cortadas a tiempo en campo. En tanto, fue enviada una comisión a la Ciudad de México para informar sobre la problemática al Registro Nacional Agropecuario y encontrar una solución a las demandas.

Como se informó con anterioridad, el Registro Nacional Agropecuario envió un exhorto al gerente general del ingenio, Manuel Narro Céspedes para que reconozca a la organización sustentado en la Ley de Desarrollo Sustentable de Caña de Azúcar.