CIUDAD DE MÉXICO, 13 de septiembre de 2018.- Con votación de viva voz, pues el tablero electrónico no cuenta aún con el registro de la huella de todos los legisladores, el Pleno camaral avaló en lo general, con 433 votos a favor, nueve en contra y una abstención, la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que se refiere a la regulación de los salarios de funcionarios para que ninguno de éstos gane más que el Presidente de la República, ni de sus superiores jerárquicos, a menos que se justifique.

Con esta ley se busca regular las remuneraciones totales anuales de los funcionarios en la Cámara de Diputados; el Senado de la República; la Auditoría Superior de la Federación (ASF); la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); el Consejo de la Judicatura Federal; el Banco de México; el Tribunal Federal Electoral; la Comisión Nacional de los Derechos Humanos; el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Además a los funcionarios de los organismos públicos descentralizados de la Federación, las universidades, y cualquier otro ente público de carácter federal descentralizado o autónomo independiente de los poderes de la Unión.

Más en Quadratín México