CUERNAVACA, Mor., 21 de febrero de 2021.- Luego de que el pasado 15 de febrero Morelos pasó a color naranja en el semáforo epidemiológico, las misas presenciales en las iglesias se reactivaron desde este domingo, con el 25 por ciento del aforo de feligreses.

En la catedral de Cuernavaca se permitió el ingreso de personas, previa la aplicación de las medidas sanitarias como la toma de temperatura, el uso de cubrebocas, la aplicación de gel antibacterial, y la distancia de metro y medio entre los asistentes.

El prelado de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro, hizo un llamado a la población a mantenerse alerta ante la pandemia por la que atraviesa el mundo para evitar más contagios y muertes.

«Hay que mantenernos alertas y vivos para poder realizar esta alianza, este es el momento es que no debemos minimizar las cosas con la presencia del coronavirus»

El obispo de Morelos, Castro Castro pidió a los ciudadanos no permitir que el miedo los paralice y en la medida de las posibilidades se logre cumplir con los lineamientos establecidos por las autoridades de salud para que, de manera paulatina se alcance un regreso a la normalidad.