CUERNAVACA, Mor., 14 de marzo 2019.- El jefe de la Oficina de la Gubernatura del Poder Ejecutivo, José Manuel Sanz Rivera, reiteró el compromiso del Gobierno de Morelos que encabeza Cuauhtémoc Blanco Bravo para salvaguardar los derechos elementales y extraordinarios de la ciudadanía.

Durante la presentación del tercer informe de actividades de Jorge Arturo Olivares Brito como presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHM), Sanz Rivera manifestó que la entidad se encuentra en un momento crucial donde se busca restablecer la paz social y la seguridad.

Sin embargo, precisó, los trabajos de pacificación y orden tienen como máxima castigar a quien rompe la ley, pero sin afectar los derechos humanos de las personas; “no hay que olvidar que los derechos de uno terminan donde comienza el derecho de los demás”, agregó.

Al hacer extensivo el reconocimiento del Gobernador, José Manuel Sanz exhortó al organismo autónomo a continuar trabajando de forma conjunta para dignificar las condiciones del Estado y de su sociedad, tarea que inexplicablemente fue ignorada por la anterior administración.

Durante la presentación de su informe correspondiente al periodo 2018-2019, Jorge Arturo Olivares Brito reconoció la voluntad del gobierno estatal en turno para fortalecer la operatividad de la CDHM e impulsar un crecimiento de 8.9 por ciento en su presupuesto, luego de ocho años de no obtener ningún tipo de incremento.

Afirmó que la institución que preside ha sido escuchada por primera vez por los poderes del Estado; “esto es gracias a una nueva concepción y a una postura de coordinación”, aseveró.

Asimismo, Olivares Brito señaló que la actual administración ha dado muestras de objetividad y seriedad en materia de derechos humanos, por lo que en los últimos meses se capacitó a servidores públicos de la Comisión Estatal de Seguridad Publica (CES), con el objetivo de bajar el número de violaciones a los derechos de la ciudadanía por parte de elementos policiacos.

Al evento se dieron cita funcionarios estatales y federales, directores municipales de Derechos Humanos, ex presidentes de la CDHM, así como representantes de cuerpos de seguridad en el estado, comunidad universitaria y de diversos sectores de la sociedad.