Beneficiarios señalaron que el campo había estado olvidado por las anteriores administraciones y ahora sí reciben apoyo

CUERNAVACA, Mor., 16 de enero de 2022.- Campesinos de comunidades indígenas del estado de Morelos dedicados a la siembra de maíz, reconocieron el apoyo que les ha dado el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo al recibir paquetes de fertilizantes, pues indicaron que actualmente se ha duplicado su costo y con esta ayuda sus cosechas se verán beneficiadas.

El productor de este grano básico en la colonia Pedro Saavedra del municipio de Coatetelco, Urbano Camaños Octaviano, señaló que el campo morelense había estado desatendido por los pasados gobiernos, por lo que tenían que hacer verdaderos esfuerzos para hacer producir la tierra y mantener a sus familias.

“Estamos muy agradecidos porque nos están dando el fertilizante, le doy gracias al gobernador Cuauhtémoc Blanco y al Presidente Andrés Manuel López Obrador que están viendo por el campesino”, indicó.

Asimismo enfatizó que la pandemia también ha afectado a este sector, sin embargo, no dejarán de realizar sus actividades, ya que cuentan con el respaldo de los gobiernos estatal y federal.

Por su parte, Cecilio Vázquez Flores, habitante del ejido Los Hornos de Tlaquiltenango, en representación de sus compañeros reconoció que con estas acciones tendrán buenos resultados en la próxima cosecha.

“Gracias Gobernador por el gran apoyo que nos está brindando, confiamos que siga trabajando como hasta ahora”, refirió al tiempo de manifestar que nunca antes había recibido dicho respaldo.

Cabe destacar que este beneficio fue posible gracias a las gestiones de Cuauhtémoc Blanco ante el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER).

Mediante el programa denominado Fertilizantes para el Bienestar 2021 se favoreció a mil 45 personas que cultivan maíz en distintas localidades indígenas de 23 municipios de la entidad.

Con acciones como estas, el mandatario estatal reitera su compromiso para impulsar de manera directa el agro morelense, que durante varios años había estado en el abandono.