CUERNAVACA, Mor., 17 de abril del 2019. El gobernador Cuauhtémoc Blanco se comprometió a bajar los índices de inseguridad en la entidad, tras los hechos violentos en el restaurante Los Estanques de Cuautla. 

Durante la Mesa de Seguridad, a la que fueron invitados representantes de cámaras empresariales, el Mandatario dijo que trabaja para revertir la violencia prevaleciente desde por lo menos 15 años. 

A los empresarios les dijo que no se esconde y les da la cara, luego de explicarles que los cárteles se están peleando la plaza. 

El Jefe del Ejecutivo previó que habrá una respuesta de los grupos contrarios luego del atentado en el restaurante Los Estanques, pero ya se están tomando las medidas en conjunto con el gobierno federal y el Ejército. 

«Estamos preocupados por lo que pasa, no me escondo de nada ni de nadie, vamos a seguir trabajando para que tengamos paz en Morelos».