BUENOS AIRES, Argentina, 24 de noviembre de 2018.- Seguramente el partido que genera más pasión en el mundo del futbol, la final de Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, se manchó con un incidente extra cancha.

Luego del empate a dos goles en el juego de ida en La Bombonera, este sábado está pactada la vuelta en el Estadio Monumental, pero a su llegada, al equipo visitante, Boca Juniors, le apedrearon y lanzaron gas lacrimógeno a su autobús, por lo que varios de sus jugadores resultaron intoxicados y cortados luego de romperse algunos cristales.

El duelo estaba programado para las 14 horas de México, pero la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) anunció en su Twitter que “debido a los hechos sucedidos con el bus del Club Boca Juniors, el partido ha sido postergado hasta las 18 horas (15 de México)”.

Más en Quadratín México