CUERNAVACA, Mor., 20 de mayo 2019.- Al enfatizar que no pactará con nadie, menos con la delincuencia organizada, como se presume hizo la pasada administración para solucionar la violencia, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, señaló que, es urgente la llegada de la Guardia Nacional.

En entrevista a pie de calle, una vez que cortó el listón de la avenida Teopanzolco del municipio de Cuernavaca, al concluir las obras de reencarpetamiento, como parte del proyecto de Obras del estado, el jefe del Ejecutivo estatal manifestó que, a diferencia del pasado gobierno, “dicen que pactaba con el narcotráfico, nosotros no pactaremos con la delincuencia, no es mi estilo, estoy en contra de las drogas, no voy a pactar con la delincuencia organizada”.

Asimismo, dejó en claro su molestia por las ejecuciones en Morelos, “estoy molesto con los asesinatos, delincuencia organizada, no es fácil, hay mucha gente involucrada, que no puedo hablar por el momento, porque se están investigando muchas cosas”.

Destacó que da la cara y no se esconde, además dice conocer su responsabilidad que tiene al frente del gobierno de Morelos, “seguiré luchando y combatiendo la delincuencia organizada, sé que a mucha gente le estorbo, porque no soy político, (…) los mismos políticos de siempre, quieren destruir este gobierno”.

Recalcó que, en reunión de seguridad en Ciudad de México, le comentaron que aún no hay fecha para la llegada de la Guardia Nacional en Morelos, “algunos estados tienen prioridad por la serie de delincuencia, y allá los están mandando, porque están en mayor delincuencia que nosotros”.

Blanco Bravo señaló que, en reunión con sus homólogos de los estados del Centros del país, han coincidido que todos están en el mismo canal y se necesitan la Guardia Nacional de manera urgente, “la prioridad es la inseguridad que se vive en el estado y se está combatiendo”.

Por otro lado, confirmó que existen en Morelos, dos demandas por desvió de recursos ante la Fiscalía en contra del ex comisionado estatal, Jesús Alberto Capella Ibarra, “ya se lo comenté al gobernador de Quintana Roo, de este personaje, que tuviera cuidado, pero es su decisión, porque aquí había hecho un desastre”, enfatizó el mandatario morelense, Cuauhtémoc Blanco.