CUERNAVACA, Mor., 24 de abril del 2019.- Asentamientos irregulares de personas provenientes de Guerrero crean conflictos sociales con los poseedores de la tierra del municipio de Cuernavaca, afirmó el alcalde Antonio Villalobos Adán. 

Las invasiones de terrenos comunales y ejidales se han registrado en poblados como Santa María, Chipitlán, Acapantzingo y los límites con el municipio de Jiutepec en zonas de barrancas principalmente, detalló el edil. 

La llegada de guerrerenses, quienes huyen de la violencia en sus lugares de origen, se ha registrado desde por lo menos hace cuatro años, aunque últimamente se han agravado los problemas con ejidatarios y comuneros. 

Son ciudadanos que solicitan servicios municipales como recolección de basura y agua potable, rebasando la capacidad de la administración municipal, reconoció Villalobos Adán.