CUAUTLA, Mor., 23 de mayo del 2019.- La representación legal de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) solicitó suspender el juicio de amparo que enfrenta con ejidatarios del municipio de Ayala en relación al traslado de agua para el funcionamiento de la termoeléctrica ubicada en Huexca, Yecapixtla debido al incendio que se registró en las oficinas centrales.

Así se asentó en el expediente integrado en el Juzgado Tercero de Distrito donde una persona identificada como Gerente de lo Contencioso en la CONAGUA informó que no se permite poner en funcionamiento y/o sustraer información de los equipos de cómputo ni utilizar el edificio conforme al dictamen pericial emitido tras el siniestro.

En el informe de CONAGUA sobre el incendio registrado en sus instalaciones el pasado 23 de marzo, envió un comunicado en el que confirmó que fue alrededor de las ocho horas de ese sábado en el piso 9 del edificio ubicado en Insurgentes Sur 2416, mismo que se propagó a los niveles superiores.

“En virtud, a efecto de no quedar en estado de indefensión hasta en tanto se restablezcan las funciones administrativas del edificio sede de las oficinas centrales a fin de que se esté en posibilidad de acceder a los expedientes, equipo de cómputo, documentos e información necesaria e indispensables, para estar en posibilidad de dar la debida atención (…) solicito se sirva ordenar se suspenda el procedimiento en el presente”, asentó.

Se trata del juicio de amparo 1542/2016 promovido por el ejido de Abelardo L. Rodríguez que se solicitó suspensión a causa del incendio que se calificó como un hecho fortuito ajeno a la representada y por causa de fuerza mayor en un documento sellado por el Juzgado Tercero de Distrito el pasado 10 de mayo del 2019.

Asentó que, anteriormente, se informó el 16 de abril al H. Consejo de la Judicatura Federal los dictámenes y se reiteró suspender los plazos, términos y procedimientos que se tienen en el poder judicial de la federación en los que la CONAGUA es parte hasta que se reestablezcan las funciones administrativas.

A consecuencia, el proceso está paralizado porque hay un recurso de queja pendiente por resolver que promovieron los ejidos en contra de la consulta popular que realizó el gobierno federal sobre el funcionamiento de la termoeléctrica en febrero pasado.