CUERNAVACA, Mor., 23 de noviembre 2020.- Por los delitos de abuso sexual agravado y violencia familiar, la Unidad Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Familiar adscrita a la Fiscalía Regional Oriente, logró una sentencia condenatoria en contra de Benjamín “N”, en agravio de su menor hija en el Municipio de Atlatlahucan.

Los hechos se registraron el 13 de febrero del año 2019, cuando el hoy sentenciado le enseñaba a su menor hija de 15 años de edad a conducir un mototaxi, momento en que le comienza a tocar sus partes íntimas manifestándole la menor que la soltara.

En otra ocasión del mismo mes, la víctima se encontraba recostada al interior de su domicilio ubicado en la Colonia Metlapa del Municipio de Atlatlahucan, donde el sentenciado se recostó junto a la menor víctima tocándola nuevamente de manera lasciva.

En el mes de mayo del mimso año, la menor víctima llegó llorando al domicilio de uno de sus tíos pidiendo auxilio, ya que su papá la había golpeado, llegando instantes el agresor al domicilio golpeándola nuevamente jalándola del cabello y arrastrándola hasta su casa, insultándola y agrediéndola verbalmente.

Interviniendo la abuela y tío de la menor para que su padre la soltara, haciéndole del conocimiento a su madre quien realizó la denuncia correspondiente ante el Agente del Ministerio Público de la Fiscalía Regional Oriente.

Al ejercer la acción penal, se obtuvo una orden de aprehensión en contra de Benjamín “N”, misma que fue cumplimentada por la Policía de Investigación Criminal asegurando al hombre y poniéndolo a disposición ante la autoridad solicitante.

Fue durante el desarrollo de la audiencia de juicio oral, que el Tribunal de Enjuiciamiento por unanimidad emitieron una resolución condenatoria en contra de Benjamín “N” por el delito de Abuso sexual agravado y violencia familiar, imponiéndole una pena de 20 años de prisión y al pago de 130 mil pesos por concepto de reparación del daño.