CUERNAVACA, Mor., 14 de septiembre 2020.- Ante el cambio de semáforo de riesgo COVID-19 a color amarillo emitido por las autoridades de salud,  este martes 15 de septiembre, la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS) abrirá las puertas del Área Natural Protegida (ANP) Parque Barranca Chapultepec con un aforo del 70 por ciento de su capacidad, equivalente a 700 personas para público en general y 200 para los usuarios de la trotapista.

“A fin de cuidar la salud de nuestro personal y del público que nos visita, estaremos actuando bajo los protocolos de salud para evitar la propagación del virus COVID-19, así como el uso indispensable del cubrebocas para ingresar y permanecer en el Parque, guardar la sana distancia, toma de temperatura al ingreso y el uso de alcohol gel”, informó Constantino Maldonado Krinis, titular de la SDS.

Como parte de las medidas, no se permitirá el ingreso a grupos de más de cuatro personas, así como realizar ejercicio en grupos como yoga, calentamientos, etc; los juegos y aparatos permanecerán cerrados. También, los comercios establecidos dentro del ANP brindarán sus servicios con las medidas de salud pertinentes.

“A todos nuestros visitantes les pedimos ser responsables al salir de casa y hagan caso de las recomendaciones para minimizar los riesgos de contagio de este virus. La apertura será escalonada de acuerdo a cada color del semáforo. En amarillo será al 70 por ciento y en verde se permitirá el acceso al 100 por ciento, siempre tomando en cuenta los protocolos de salud”, enfatizó Maldonado Krinis.

El Parque abrirá sus instalaciones de 06:00 a 09:30 horas para el uso de la trotapista, los corredores deberán usar en todo momento cubrebocas, no escupir y usar toalla de tela para secar su sudor, así como seguir las indicaciones de movilidad dentro del parque. El público en general podrá accesar de 10:00 a 17:00 horas.

El costo de recuperación para usuarios de la trotapista es de 2 pesos, mientras que para el público en general es de 10 pesos. Se recomienda llevar el monto justo para evitar la circulación de monedas y/o billetes.