Sin ser erudito en leyes, es evidente que el juez de Control, Juicio Oral y Ejecución de Sanciones, Isidoro Edi Sandoval Lome parece tener la decisión tomada: separar a Antonio Villalobos Adán del cargo de presidente municipal.
No lo hizo este viernes por el amparo vigente del alcalde pero anunció que, de acuerdo a la ley, al vincularlo a proceso, lo que sucederá el próximo martes primero de diciembre, esa será su medida.
El caso que se le sigue al alcalde es por presunta extorsión. El acusador es el empresario Cristian Contreras Luna, ex funcionario de la secretaría de seguridad en tiempos de Luis Ángel Cabeza de Vaca.
¿Dato insustancial es su cercana relación actual con el diputado Pepe Casas?
Ya está en prision preventiva el subsecretario de protección civil. Gonzalo Barquín. Además ambos están incomunicados entre sí y el presidente no puede acudir a sus oficinas.
En términos reales lo destituyó por tres días.
En términos generales y reales este proceso es de palabra contra palabra. Por un lado el dueño del restaurante bar La Patrona contra subordinados de Gonzalo Barquín.
Quizá haya otros procesos verdaderamente sustanciales. Aquí la pregunta es: ¿ganará la mano que mece la cuna?