CUERNAVACA, Mor., 21 de mayo de 2022.- Con la meta de generar condiciones de paz y armonía social, en Cuernavaca las madres de familia reciben apoyo del Gobierno Municipal que a través del Instituto de la Mujer otorga no solo asesoramiento y acompañamiento, sino también ofrece talleres de empoderamiento integral que parten de la identificación de agresiones, de factores protectores y la promoción de entornos favorables.

La directora general del Instituto de la Mujer de Cuernavaca (IMC), Lorena Castillo Castillo, afirmó que las madres de familia son más vulnerables a ser víctimas de violencia en el núcleo familiar, pero también en el ámbito laboral, ya que actualmente más del 50 por ciento de las madres se han convertido en jefas de familia padeciendo en ciertas ocasiones agresiones físicas, verbales y hasta psicológicas por los roles que desempeñan.

Señaló que un 90 por ciento de las personas que buscan atención en el IMC son madres de familia, reciben desde asesoramiento jurídico al padecer violencia patrimonial, apoyo en contención emocional y asesoría psicológica, acudiendo incluso con sus propios hijos para recibir terapia de manera integral y llegando a sumarse a los talleres y actividades que ofrece.

En este sentido, Lorena Castillo explicó que el empoderamiento integral que fomentan se basa en la identificación de agresiones, de factores protectores, en la promoción de entornos favorables, y en generar un mayor fortalecimiento económico que es fundamental para que las mujeres madres de familia puedan contar con la facultad o la posibilidad de tomar decisiones.

Refirió que las personas interesadas en participar en las actividades o acceder a los servicios del Instituto de la Mujer de Cuernavaca pueden acercarse directamente a sus oficinas ubicadas en el Parque Tlaltenango, mandar un mensaje en sus redes sociales oficiales o llamando al 777 136 9690.

Lorena Castillo abundó que Como parte del programa de atención integral de prevención y atención de la violencia que ha iniciado el Instituto de la Mujer de Cuernavaca, cada semana llevan a cabo distintos talleres de prevención de la violencia desde autobiografía para resiliencias, lectura con perspectiva de género.

También los relacionados a las tecnologías domésticas que les ayudan a tener mayor autonomía elaborando productos para su uso inmediato y uso básico, desarrollo de productos que puedan ser comercializados hasta capturando imágenes a través de fotografías, mediante el cual pueden reflejar lo que para ellas es un signo de alarma o de violencia y un factor protector.