CIUDAD DE MÉXICO., 28 de agosto de 2020.- Dalia Davila en febrero de este año sufrió el dolor más grande que una madre puede experimentar, una enfermedad le arrebató la vida a su hijo Leo.

Para sobreponerse al dolor y contagiaba por la solidaridad que recibió en los días en que su pequeño estuvo en el hospital, fundó la iniciativa #TodosporLeo que se encarga de brindar alimentos a personas sin trabajo o en situación de calle y ahora formó un aula en un camioneta para hijos de madres trabajadoras conocida como #RinconcitoDeEsperanza.

Información de Quadratín México