CUAUTLA, Mor., 14 de Marzo de 2019.- La reunión a puerta cerrada entre la anterior dirigencia sindical y el alcalde Jesús Corona Damián fue motivo de fuertes señalamientos sobre negociaciones “por debajo del agua” al igual que durante la administración anterior en que los ex integrantes del comité obtuvieron jugosos beneficios económicos.

Por varias horas, José Luis Parral Espinosa e integrantes del comité sindical anterior sostuvieron un encuentro con el edil en medio de un proceso que mantiene al ayuntamiento de Cuautla con tres emplazamientos de huelga así como denuncias por falta de pago ante el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje (TECA).

Los recursos reclaman pagos pendientes desde el periodo de gobierno anterior que encabezó Raúl Tadeo Nava así como omisiones administrativas de Jesús Corona Damián y recorte del pago de compensaciones desde la primer quincena de su gobierno a la base trabajadora al argumentar que el pago es injustificado.

Es precisamente Parral Espinosa quien obtuvo las compensaciones más altas en el trienio anterior así como beneficios económicos y sindicales para sus allegados.

Además durante su periodo se firmó un convenio de trabajo a espaldas de los trabajadores en el que se redujeron considerablemente las prestaciones y también, firmó un desistimiento a huelga “en lo oscurito”.

La actual dirigente sindical, María Guadalupe Lona Valdés, recordó que fue por malos manejos que la base decidió destituirlo antes de que concluyera el periodo así como por la opacidad y negocios que benefició a un selecto grupo a costa de la base laboral.

“El alcalde nos ha negado a nosotros audiencias mientras que se reúne con los ex dirigentes que vienen otra vez a vendernos y a negociar bajo el agua”, señaló al precisar que de acuerdo a los estatutos no hay ningún motivo para que, como trabajadores se reúnan con el edil cuando hay una representación sindical.