CUERNAVACA, Mor., 3 de febrero de 2021.- A 11 meses de la pandemia, dueños de los salones y jardines para renta de eventos sociales se declararon en quiebra y exigen al gobierno de Morelos abrir sus negocios, por lo menos, con un 20 por ciento de aforo.

Los banqueteros señalaron que las pérdidas ascienden a más de ocho millones de pesos; además de generar desempleo a miles de trabajadores de la industria conocida como “turismo del romance”.

En Morelos existen más de mil salones que ofrecen el servicio en la renta de salones, jardines y banquetes para eventos sociales, los cuales hoy están en la quiebra financiera.

Con ello, destacaron que la suspensión de 40 mil eventos, durante los últimos meses, causó la pérdida de unos 100 mil empleos directos e indirectos y por ello es necesario reabrir los centros de entretenimiento a fin de recuperar la economía del sector.